www.alvarolsite.blogspot.com

YA NOS MUDAMOS. AHORA VISÍTANOS EN "EL CEREBRO HABLA"

La historia de este blog ha terminado.

Ahora nos podrás visitar en www.elcerebrohabla.com

Este blog se mantendrá online durante un tiempo, para que los lectores puedan leer el archivo, y los artículos posteados aquí.



Si deseas intercambiar links, pedir prestado artículos o cualquier otra cosa, postea un comentario en el artículo mas reciente posteado en la página de "El cerebro habla", o bien, escríbeme un mail a alvarols@yahoo.com



Si eres parte del blogroll de este sitio. Tu link también aparece en el nuevo sitio (si no es así, escribeme a los contactos anteriores). A la vez te pido de favot que en tu blogroll cambies el link anterior por el nuevo.

viernes, 9 de febrero de 2007

Jugar bonito, no significa ganar.




Una vez mas, como siempre ocurre; México pierde con Estados Unidos en el futbol; una vez mas se juega bonito, pero se pierde. Todavía hay quienes se consuelan en pensar y decir "al menos jugamos bonito" o "ya merito". Pasan los años y nos sentimos conformes (de algo que no hicimos nosotros, sino "ellos); se llegó a octavos de final igual que el mundial pasado pero se jugó mas bonito.


Pero no solo en el futbol, también nosotros como personas "tratamos" de hacer las cosas, como si no confiaramos en nosotros mismos, y nos sentimos satisfecho con nuestro esfuerzo, sabiendo de antemano que no ibamos a llegar a nuestro objetivo, nos consolamos y decimos, "ya lo intenté"; el típico sabía que iba a reprobar el examen porque estaba muy dificil, pero estudié; o voy a ser una buena persona, hoy me enojé con todo mundo, pero le di tres centavos a la indigente.


Y que decir de los políticos, que nos dicen que el PIB aumenta cada año, y que los organismos internacionales dicen que vamos a crecer, cuando vemos mas pobreza en el país, mientras nos presumen que estamos viviendo en una democracia, y todo queda eso, parece que juegan bonito; pero todo queda lejos del triunfo. Y al igual que en el futbol, cada seis años nos ilusionamos con el nuevo presidente, para al final decepcionarnos, y entonces caer en el círculo vicioso.


Puede ser que sea falta de confianza, o que nos dejamos llevar por las apariencias, y creemos que con bajar un pie de la cama hemos cumplido. No se trata de no fracasar, se trata de no quedarse en el intento, y en lugar de pensar, al menos lo intente, ni modo. Mas bien pense, ahora lo intenté, pero a la próxima voy a lograr mas.


Esto es algo muy obvio, pero es algo que se contaba desde las épocas de los grandes filósofos griegos; claro que la experiencia cuenta, pero incluso un joven puede enseñarnos como seguir adelante, incluso en el mismo partido, el novato Andres Guardado, transmitió ese caracter que a veces falta para avanzar.


Se disfruta ver el juego bonito, pero lo que se festeja es el triunfo.